Introducir búsqueda

Guía de plagas más comunes

Rata de la albufera (Arvicola sapidus)


La rata de agua o rata de la albufera, en valenciano "Talpó" (Arvicola Sapidus) está catalogada como "protegida" en el Catálogo Valenciano de Especies de Fauna Amenazada con la categoría de vulnerable (preocupación menor).

Este roedor se caracteriza por su dieta exclusivamente herbívora, por lo que lleva capturándose desde hace siglos para fines gastronómicos en las poblaciones cercanas a la Ribera del Júcar, la Albufera de Valencia y en el Delta del Ebro, considerándose una pieza muy apreciada desde el punto de vista culinario.

Su principal problemática es que ocasiona daños en la regeneración de la vegetación de la ribera, así como en los árboles, particularmente en la corteza de la base del tronco e incluso en sus raíces. También ocasiona daños en las huertas y los cultivos próximos a los lugares en que habita, por lo tradicionalmente ha sido perseguida por el hombre.

 

Aspecto:

- Apariencia general: Aspecto similar a una rata con pelaje corto y denso donde casi llegan a ocultarse las orejas.

- Longitud de la cabeza y cuerpo, sin incluir la cola: Entre 16 y 22 cm.

- Longitud de la cola: De 10 a 15 cms.

- Peso adulto: 150 a 300 gramos.

- Cráneo: Grande y robusto.

- Cuerpo: Fusiforme, extremidades relativamente largas y una fisiología bien adaptada para el buceo.

- Orejas: Pequeñas, cubiertas con pelo pequeño no alcanzan los ojos.

- Ojos: Pequeños. - Pelaje: corto y denso, adaptado al agua y el buceo.

- Color: Variable y va desde el pardo al negro, pasando por el color marrón, con tonalidades rojizas en el dorso, siendo el vientre de característico color gris sucio.

 

Datos de la Especie:

- Longevidad: Su vida media está en torno a los tres años, aunque muchos ejemplares mueren en el primer y segundo año. Excepcionalmente puede vivir cinco años. Se adapta a la vida en cautividad.

- Celo: Puede estar activa todo el año, aun cuando tiene su óptimo en mayo-junio y lo normal son dos camadas al año. En situaciones de sequía puede interrumpirse la actividad sexual durante el verano.

- Gestación: La gestación dura 42 días.

- Parto: La hembra suele parir de 1 a 7 ejemplares, aun cuando lo habitual son 3 ó 4 ejemplares por cría, los que deposita la hembra en el interior de la madriguera, donde acondiciona un nido esférico con restos de materia vegetal. El nido suele estar excavado en el suelo, contando con una pequeña galería. En zonas pantanosas y encharcadas coloca el nido en alto.

- Duración de la lactancia: Unas dos  semanas. Abren los ojos a los 10 días. A los 15 días los ejemplares jóvenes comienzan a salir al exterior, para completar su dieta con materia vegetal.

- Madurez sexual: Alcanza la madurez sexual a los poco meses de vida.

- Alimentación: Está constituida esencialmente por materia vegetal verde no leñosa, aun cuando también incluye en su dieta bulbos, huevos, tubérculos, anfibios y algunos insectos acuáticos e incluso peces y cangrejos.

- Hábitats:  Puede encontrarse desde el nivel del mar, en las zonas de albuferas, deltas y desembocaduras de ríos, en las proximidades de ríos, arroyos, lagos, pantanos y acequias de riego, aunque también puede vivir en junqueras, praderas y barrancos de curso intermitente, siempre que cuenten con humedad edáfica y vegetación no leñosa con la que completar su dieta.

- Huellas: Por su poco peso no suele quedar marcadas. En limos y barro blando suele marcar cinco tubérculos plantares.

- Excrementos: Son de  un color marrón o verde, de forma cilíndrica con los extremos romos. Son muy uniformes en aspecto y tamaño, de unos 10 mm. de largo por 3 ó 4 mm. de diámetro, y aparecen depositados en montoncitos.

- Otros rastros: Los restos de bulbos, raíces roídas, daños en la corteza de la base de los árboles y hierbas consumidas son otro buen rastro. La presencia de ratas de agua en un territorio también puede conocerse por las entradas a sus madrigueras o nidos, donde son apreciable montículos aislados de la tierra extraída, distribuidos irregularmente, con diferente forma y tamaño, sin relación de continuidad con los agujeros de entrada y salida, lo que permite diferenciarlos claramente de las  toperas.

- Dimorfismo sexual:  No aparente, si bien la hembra cuenta con cuatro mamas (2 pectorales y 2 inguinales).

Atrás