Introducir búsqueda

Curiosidades

25 mitos erróneos sobre las termitas


1. Son bichos que salen de la humedad.

Falso, es cierto que buscan la humedad (tampoco en exceso) pero provienen del subsuelo.

 

2. Sólo salen una vez al año.

Falso, pues si bien es cierto que las reproductoras primarias salen solo en épocas determinadas (primavera), la actividad en la casa continua todo el año.

 

3. Existe riesgo que se caiga la pared.

Falso, las temitas atraviesan el yeso o materiales duros para buscar su comida (la madera) pero no pueden tirar una pared, en cambio existe un riesgo de derrumbe cuando la estructura es de madera.

 

4. Los bichos no comen madera sino yeso.

Falso, las termitas atraviesan el yeso para llegar a la madera o para aprovechar las propiedades del yeso (buena retención de la humedad).

 

5. La madera se pudre y salen unos "gusanos".

Falso, las termitas no son gusanos y los rastros de madera comida pueden variar pero generalmente dejan un “barro” pegado, unas finas láminas de madera y respetando de forma limpia los nudos del árbol.

6. Las termitas no se comen el corazón de las vigas.

Falso, a menudo se lo comen todo, depende del contenido de celulosa del elemento. Puede haber vigas con un gran porcentaje de celulosa. Aunque cierto es, que respetan las zonas del lignum (nudos y centro del árbol, que no tiene porqué ser el centro de la viga).

 

7. No comen aglomerado ni DM.

Falso, comen cualquier derivado que contenga celulosa, aglomerado (a pesar de sus colas), DM, cartón, papel, algunos tejidos, etc...

 

8. Son carcomas.

Falso, la carcoma no es un insecto social, por tanto las termitas tienen mayor capacidad de destrucción.

 

9. "Pintando" la madera con un protector es suficiente, puesto que ya no se ven.

Falso, esto no es más que un maquillaje, puesto que las termitas respetan la parte superficial impregnada, pero continúan comiendo el interior.

 

10. Había un árbol afectado y se arrancado, por tanto se ha eliminado el termitero.

Falso, puesto que se desconoce la ubicación del termitero y la parte no viva del árbol es sólo una fuente de alimento más para la colonia.

 

11. Sacando los elementos afectados se soluciona el problema.

Falso, si bien se elimina el riesgo de derrumbe, la plaga continua en el subsuelo por tanto su fuente de alimento pasa a ser la madera funcional de la casa (marcos de puertas y ventanas, parqués, librerías, muebles, cuadros, papeles, etc...).

 

12. Derribando la casa se soluciona el problema.

Falso puesto que las termitas están en el subsuelo y tarde o temprano pueden regresar a la zona.

 

13. Sólo tengo el problema en un lado de la casa.

Si bien puede ser cierto, es necesario una inspección exhaustiva pues es muy común que existan más rastros o actividad oculta en otras zonas de la casa que la propiedad aún no ha detectado.

 

14. No pueden ser termitas porqués estoy en una ciudad.

Falso, los ambientes urbanos son tan o más propicios cómo los rurales. Existen patios húmedos, grandes cantidades de madera muerta (barrios enteros de edificios de vigas de madera), construcciones encima de zonas antiguamente pobladas de árboles, y conductos de servicios (agua, cloaca, luz, gas) que pueden facilitar el desplazamiento.

 

15. Hay rastros pero son antiguos, actualmente no hay termitas, ya que los canales están abandonados.

Casi siempre falso, puesto que puede haber un parón temporal pero a menudo simplemente están comiendo por el momento en otra zona o elemento. Una colonia de termitas raramente abandona su presa.

16. Estoy en un ático, no es posible que sean termitas.

Falso, las termitas no tienen problemas en subir hasta lo más alto de un edificio.

 

17. No pueden ser termitas porqué no tengo vigas de madera.

Falso, las termitas pueden establecer cómo fuente de alimento un parqué, un marco de madera, un mueble, etc...

 

18. Me las ha traído el vecino que es un descuidado.

Falso, la limpieza no es determinante, incluso el más limpio y ordenado puede sufrir un ataque. En una afectación de termitas no existen culpables sino víctimas. Pero a veces una falta de mantenimiento puede ayudar la actividad.

 

19. No pueden ser termitas puesto que esto no es África.

Falso, las termitas que se encuentran más extendidas en nuestro país son autóctonas.

 

20. Aquí hace mucho frío para las termitas.

Falso, las termitas están adaptadas a nuestro clima y de forma aún más fácil aprovechando la aclimatación de nuestras casas y de la actividad humana.

21. Son hormigas blancas.

Falso, el único punto en común con las hormigas es que son insectos sociales, pero las termitas (isópteros) morfológicamente no se parecen en nada a las hormigas (heminópteros).

 

22. Sacando la humedad las termitas desaparecen.

Falso, si bien la humedad es un factor que favorece la progresión de las termitas, no es determinante, puesto que a menudo atacan casas sin humedades significativas, más que las propias de una vivienda .

 

23. Las termitas están porqué la casa es vieja.

Falso, las termitas también atacan casas de reciente construcción, es más a menudo es recomendable realizar tratamientos en preconstrucción.

 

24. Las termitas comen madera de mala calidad.

Falso, las termitas comen todo tipo de madera, aunque es cierto que una madera blanda puede ser comida con mucha más rapidez.

 

25. Las termitas no atraviesan el hormigón.

Falso, muchas veces aprovechan las juntas del hormigón para atravesar muros “infranqueables” pero otras desgranan el material realizando una galería que atraviesa la pared sin problemas.

 

Todas estas dudas y mitos erróneos sobre las termitas, llevan a la necesidad de identificar y diagnosticar el problema por un técnico especialista.

 

Tambien te puede interesar:

Servicio de Control de Termitas

Atrás